Más de 600 personas disfrutaron en el anfiteatro de Pudahuel, de la obra Cauri Pacsa, los Niños y el Plomo, montaje que magistralmente combina palabra, música y teatralidad en el relato de la historia de El niño de El Plomo, momia inca encontrada en Santiago en 1954.
Exitoso estreno del aclamado colectivo artístico La Patogallina, inspirado en el hito histórico del descubrimiento del Niño del Cerro El Plomo, en un formato de radioteatro escénico, la agrupación incluyó a los músicos Joe Vasconcellos, Aldo “Macha” Asenjo y Claudio “pajarito” Araya, en la composición de sus melodías.
En la ocasión el alcalde Ítalo Bravo aprovechó de dedicar unas sentidas palabras al Festival de Teatro Popular Entepola, que dejó de realizarse y que durante más de 30 años acercó las artes escénicas a un público que habitualmente no tiene acceso a ellas. A pesar de que el apoyo de la Municipalidad de Pudahuel estuvo, el fin de ENTEPOLA se relaciona con el gran desgaste que tuvo su equipo organizador durante años para conseguir un financiamiento o glosa presupuestaria estable, “no se pueden soslayar las voluntades políticas que no estuvieron a la altura de una iniciativa trasformadora”, dijeron sus organizadores en un comunicado público que emitieron. Desde Pudahuel agradecemos el legado de ENTEPOLA y su enorme aporte en el arte popular hacia la comunidad.